Alta posicionamiento en buscadores y directorios Abasto

            

Agregar a Favoritos | Buscar | Preguntas | Mapa del sitio | Contactar |

INICIO GUIABASTO HEMEROTECA CARTELERA LINKS CONTACTO BUSCAR

 


   


 

Sobre la autosuperación

Podemos ser mejores de lo que somos

“Si realmente quiero mejorar la situación,
puedo trabajar en lo único sobre lo que tengo control:
yo mismo.”
Stephen Covey

Hoy en día tenemos al alcance de la mano un sinfín de herramientas para mejorar, cambiar, o superarnos. En otras palabras ser mejores seres humanos y mejorar nuestra calidad de vida. Como nunca antes en la historia de la humanidad el hombre tiene a su entera disposición un arsenal de material y posibilidades de enriquecer y desarrollar para bien su vida. Psicología, counceling, coaching ontológico, cursos de liderazgo personal, autoestima, yoga, grupos de ayuda, espiritualidad, etc. A su vez estas disciplinas poseen una variada oferta de libros, CDs, videos por internet, talleres, conferencias… la lista es enorme.

Hay muchas personas que se dieron cuenta y comenzaron a hacer un trabajo a conciencia con ellos mismos, aprovechando al máximo el tiempo que están viviendo.

Pero también hay multitudes de personas que aun no se han dado cuenta que en sus manos está la gestión de cambio que tanto necesitan. En lo profundo de su corazón creen que son así como son y que no hay posibilidades de cambiar y ni siquiera lo intentan.

Existen personas que cargan con problemas emocionales, psicológicos o existenciales durante años, pero no hacen nada para superarlos, solo invierten tiempo y energía en mejorar su vida exterior: trabajo, dinero, casa o estética, solo para dar algunos ejemplos. Es tan absurdo como sufrir de dolor de muelas y no acudir al dentista y creer que el dolor va a pasar solo. En otras palabras es doloroso ver la cantidad de ofertas y opciones para mejorar y tanta gente que no las aprovecha.

¿Porqué mejorar?
Como decíamos en el número anterior, la vida es un cambio permanente. Desde que el hombre está en la tierra, viene desarrollándose. También sucede en los animales, como lo afirmó Darwin en su teoría sobre la evolución de las especies. Parece que las leyes de la naturaleza le indican al hombre que hay que avanzar, crecer, cambiar, mejorar. Es como caminar en la nieve, hay que avanzar permanentemente, porque quedarse implica hundirse. Y en la vida cuando no avanzamos no solo nos quedamos estancados, si no también nos hundimos. O sea, que es antinatural no evolucionar. Hoy en día por las calles de la ciudad vemos hombres y mujeres estancados, resignados, entregados a la rutina y a la monotonía con que esta los envuelve. Vivos, pero sin vida, hace rato que están entregados a una mediocre existencia y solo con objetivos materiales y superficiales.

Tristemente escucho cada vez más gente decir la desgraciada frase: “Es lo que hay”. Frase que implica resignarse y cerrar toda posibilidad de cambio, como que no hay más nada por hacer.

El desafío más grande que un ser humano tiene es primeramente consigo mismo. La necesidad de autoconocerse a fondo, con sus luces y sombras, saber lo que hago bien y me gusta y hacerlo, descubrir cual es la pasión de la vida y entregarse de lleno para escribir la propia leyenda, como enseña Paulo Coelho en El Alquimista. Superarse, no competir con nadie, sabiendo que “La lucha es de igual a igual contra uno mismo” (Juan Carlos Baglietto, “El témpano”).

Desechar el pensamiento mágico que las cosas se van a arreglar solas, que ya vendrán tiempos mejores y cosas por el estilo, quien piensa así, espera que los cambios se produzcan en el afuera, cuando en realidad los verdaderos cambios comienzan en nuestro interior. Como se dijo infinidades de veces: “Cambia tu forma de pensar y cambiará tu forma de vivir”.

Elimina de tu vida todo juicio sobre ti mismo que te limite, no digas: “¡Yo no cambio más!”, “¡Soy igual a mi papa!”, “¿A esta altura?”, “Ya soy así!”, etc.
No somos un producto terminado, no somos “así” definitivamente. Como lo postula la ontología de lenguaje; estamos siendo, día a día podemos diseñar nuestra vida.

Por eso cuando nos superamos, estamos conectados con la naturaleza de la vida y estamos llenos de vida, mas allá de los problemas diarios. Cuando mejoramos nuestra autoestima crece, nos damos cuenta que podemos, confiamos en nosotros mismos, tomamos los errores del pasado como aprendizajes y todo esto se nota en nuestro entusiasmo. Hasta cambiamos el humor, el tono de voz y la mirada.


No somos un producto terminado;
estamos siendo,
día a día podemos diseñar nuestra vida.


Todos tenemos un inmenso potencial por descubrir, la mejor versión de nosotros mismos aun no ha visto la luz.

No importa todo lo que tengas que cambiar, lo importante es tomar la firme determinación y comenzar a trabajar fuerte en áreas débiles y oscuras que todos tenemos. La buena noticia es que todo lo que te propongas trabajar en tu vida lo podes lograr. Aquello que no te agrada y sabes que te hace mal es posible modificarlo.

Esto no se soluciona solo con un par de libros y afirmaciones positivas, pero tranquilo, tenés toda la vida por delante. Te vas a sentir muy bien con vos mismo y te lo van a gradecer muchísimo todos los seres queridos que te rodean. Es más, casi nadie te lo dice, pero quien te quiere desea lo mejor para tu vida espera que cambies y que mejores como persona.

Facundo Cabral dijo: “Procura ser feliz si no andarás amargando a todo el barrio”.

Como Coach personal, en cada persona que atiendo, observo un antes y un después cuando han decidido superarse a sí mismo.

¡Así que vamos! Animate, tomá el control remoto de tu vida y comenzá a trabajar en tu superación. Como te dije al principio de la nota. Tenemos al alcance de la mano un sinfín de recursos y herramienta para lograrlo. Solo hay que poner de nuestra buena voluntad.

El mundo y los que te rodean a diario te lo van a agradecer.

Carlos Murúa
COACH PERSONAL
m[email protected]


My Great Web page

Revista El Abasto, n° 174, diciembre 2014



 

 

Webstats4U - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares
Contador gratuito

 

Copyright www.revistaelabasto.com.ar - Mientras mencione la fuente permitimos su reproducción.